Ascensión al Aspe con esquís de travesía

Es cierto que ultimamente escribimos poco acerca de nuestras aventuras, y no es que no os queramos contar lo que pasa… el problema es que no pasa nada. Asuntos personales no nos están dejando salir al monte todo lo que querríamos estos últimos meses así que tenemos pocas cosas que contar.

Los buenos amigos que saben en los líos que andamos metidos a veces tiran de nosotros y esto fue lo que paso en mi última salida de esquí de travesía. Vanesa me había dejado de rodríguez y Juan me propone hacer un último día de foqueo antes de su nuevo parón obligado. Así que decido darme un día de fiesta (en domingo) y dejarme llevar por lomas blancas y fresquitas. No miro itinerarios, ni metereología ni nada. Solamente trabajo a tope hasta última hora para marcharme al día siguiente con la cabeza bien estresada y con ganas de relar cuerpo y mente.

El día acompaña y nos regala un sol abrasador sin apenas vientos. Subo esta vez junto al equipo OSSO (otra vez con titanes) siguiendo dos de la rutas propuestas en el libro de Jorge “lameteoqueviene”, una para subir y otra para bajar, en el entorno de la estación de Candanchu. Pero Juan, que es el que organizo la ruta lo explica mucho mejor y mas detalladamente en su blog. Yo como digo, esta vez vuelvo a dejarme llevar. Es lo que necesito en estas salidas.

La verdad es que salio un día espectacular y lo pasamos genial coronando un pico precioso al que todavía no había subido. Me lo apunto para repetir otro año por su cara sur junto a Vanesa. Seguro que lo disfrutamos de lo lindo.

IMG_0006
Equipo OSSO todavía por las pistas
IMG_0009
Curioso flanqueo al final de pistas
IMG_0015
Protocolo de seguridad para atravesar una zona ligeramente expuesta
IMG_3730
Agrupados junto a Ibón que se unió a nosotros
IMG_0021
Nieve primavera durante todo el día
IMG_0034
Juan disfrutando de la montaña antes de pasar por chapa y pintura
IMG_0038
Vistas que cargan las pilas
IMG_3742
Sorprendentes pendientes en la pala final
P1040699
Animada conversación en toda la ascensión
IMG_0066
CArlos gozando en la bajada
IMG_3757
COn al acabeza en el paraiso
IMG_3766
Inclinada pala de descenso
IMG_0057
Foto de grupo en la cima (Nos falrta Julen que decidio darse una vuelta por las pistas :))

Raca Raca ta ta ta ta ta ta

Pues ya metidos en la harina del entrenamiento y disfrutando de las ventajas del autónomo, este miercoles pasado me subí con Javi a foquear por la estación de Astún. La verdad es que para aventurarse fuera de ellas hay que ser valiente y estar bien curtido en esto del esqui de montaña, por el aspecto famélico que presentan y la escasez de nieve. Y como no es mi caso, hacerlo por primera vez en pistas me ha hecho ver que debo asimilar movimientos, ejercitar rutinas, repetir automatismos y entrenar musculos que me son totalemente desconocidos, y que haciéndolo en un terreno de juego favorable resulta mucho mas fácil que en la montaña en estado puro. Conclusión: creo que este año vamos a visitar las pistas en mas de una ocasión para ponernos en forma y aprender la técnica con nuestros esquis de montaña. Y mas adelante ya nos atreveremos con grandes cumbres.

En el día hicimos una actividad muy completa. Subimos desde el parking (1650m) hasta la Raca (2300m) y comprobe la satisfación que produce el disfrutar de una buena bajada que has fabricado con tu esfuerzo (también con el esfuerzo de la maquina que pisa la pista, pero este no es bucólico) y las sensaciones eufóricas que tienes al llegar abajo. Ultimamente aprecio cosas que antes me erán indiferentes. Aprovechamos para tomar un tentenpie con compañeros de Javi y Jesús que habia subido con nosotros, majisimos por cierto!

ASTUNPLANOPISTAS1112-1
En morado nuestro itinerario sobre el plano de pistas de Astún

Y como el bombero está muy fuerte propuso una nueva subida por el mismo sitio que tan buen sabor de boca nos había dejado. Yo, que ando sobrado de motivación y me apunto a un bombardeo, acepte de buen grado pero la llegada a cumbre me costo mas de lo deseado. Gracias al apoyo de Javi y una buena dosis de sufrimiento en las palas finales nos plataron de nuevo en cumbre para acumular 1500 metracos en el día, que no están nada mal, y poder volver a disfrutar de una bajada mas sabrosa todavía.

Con ganas de repetir lo antes posible, pero esta vez con el equipo al completo!

Cima de La Raca
Disfrutando de las vistas en la cima