Horta de Sant Joan. Mucho buscar y poco escalar

Pues el jueves, aprovechando dos días de vacaciones, decidimos irnos para la playa a descansar y desconectar de la rutina de la ciudad.
Decidimos hacer una parada durante el viaje en Horta de San Joan para escalar un par de vías largas y probar una  nueva zona de Tarragona. Unas nubes descansan sobre el valle presagiando nuestros desencuentros a lo largo de la mañana.
La verdad es que no teníamos unas reseñas muy claras, pero el madrugón nos debio embotar la cabeza, porque el rato que estuvimos buscando las paredes fue de risa. Pareciamos Benny Hill, vamos con el coche para atras que he visto un cartel, para aqui que esto es el parking, ¿el parking no tenía que estar en el lado izquierdo de la carretera?, ya llevamos 15 min andando y no se ve ninguna pared, vamos a volver y miramos una panel informativo que he visto, un hito! vamos a meternos por aquí… buff. Os aseguro que echaba chispas.

01_equipamiento

Al final encontramos las “Moles del Don” unas dos horas mas tarde de lo previsto. Para tomar contacto decidimos hacer la mas facil de las vías, “Titin a les Moles”.

02_la via

Pues como el dia no había empezado bien, continuo en la misma tónica. A mitad nos quedamos sin batería en la cámara, Vanesa tenía problemas musculares en el brazo por la vacuna que le habían puesto el día de antes y lo estaba pasando bastante mal, entraba un viento brutal que te helaba en las reuniones… y además, el grado de la vía era muy ligero! Así que no lo estabamos pasando nada bien.
Una vez terminada la vía decidimos que lo mejor era marchar para Cambrills y ver si nos daba tiempo de comer (sobre las 17:00 h.) y tomar el sol un poco, que seguro que nos iba mejor.

03_r2

Que nosotros tuvieramos el día torcido no debe desprestigiar el sitio en el que estuvimos. El entorno es magnífico, una garganta, “Els estrechs“ con paredes de mas de 200 metros a ambos lados y dificultades de todas las gamas. La escalada es sobre roca muy adherente con presas muy pequeñitas, y la vía en la que estuvimos tenía unos alejes mas que importantes, pero supongo que sería por la escasa dificultad. Es seguro que volveremos a encontrar mejores sensaciones y experiencias.

Salto al sexto grado

Recuerdo esta última nochevieja, ya lejana, con cariño y buenos pensamientos. Recuerdo lo bien que lo pasamos y el gran festín que nos pegamos, en todos los aspectos!. Recuerdo la genial compañia. Recuerdo que como todos los años piensas cosas que quieres hacer y objetivos para el año que entra. Recuerdo la cara de extrañeza de algunos de mis amigos cuando me preguntaron que me proponía para este año, y yo verbalicé mis pensamientos diciendo que quería hacer 6A+. Recuerdo la cara de complicidad de Vanesa cuando explicaba lo que debía suponer para mi aquello. Recuerdo que empezaba un año especial en el que mi vida había tomado un nuevo rumbo de felicidad y compromiso.

Ya casi llegamos al medio año y voy cumpliendo aquellas premisas que consideraba necesarias para culminar mis objetivos. Me he quitado 8 kilos regulando mi alimentación y aumentando el volumen de entrenamiento. Nos hemos machacado dos veces por semana en el boulder para ir cogiendo fuerza y resistencia para trabajar en la vía. Salimos habitualmente a diferentes escuelas para probar todos los tipos de roca y escalada. Y muy importante: no baja la motivación.

Actualmente no medimos el grado para no darnos sustos, nos movemos voluntariamente y a placer por el quinto grado. Opciones y vías no faltan para ir cogiendo soltura y confianza con el material y las maniobras. Pero el entorno se empieza a quedar pequeño, todo se encadena a vista y unicamente se sufre cuando la longitud de la vía pone a prueba la resistencia (factor a mejorar).

Llega el momento óptimo de dar un paso adelante. Llega el momento de pasar al sexto grado y volver a sufrir. Llega el momento de superarse. ¿Alguien se apunta?

07_bajada

Recuperando material

06 la cinta

Siempre que le digo a mis familiares o amigos que nos vamos a escalar Vane y yo me dicen que tengamos cuidado y mucha precaución. Cuando ven las fotos o le contamos lo que hemos hecho se sorprenden y en muchas ocasiones nos dicen que no entienden como nos divertimos con ello. Es un juego de sensaciones, les digo. Es un dolor agradable aderezado con sufrimiento y superación. Son sentimientos enfrentados, miedo y arrojo, tranquilidad y tensión, fatiga y explosividad…

Yo disfruto escuchando hablar de montaña. Entre pretadas por el boulder siempre ando con los oidos bien abiertos para escuchar historias sobre esta vía o aquella. Y siempre estallamos en carcajadas hablando del material que la gente se ha ido encontrando por las vías. Que si un friend con una cinta,  me cambié de via para pillar un mallón, mosquetones, cintas. Y yo pensando que he tenido la suerte de no tener que abandonar nunca nada. Por si acaso compre un par de mallones para llevar en el arnes!

Pero este fin de semana la cosa ha cambiado. Haciendo deportiva en Arbolí, con las buenas sensaciones de bajar habiendo encadenado un V+ de 25m. sin la mas mínima duda y con las fuerzas intactas casi me paso mi regalo. Una cinta abandonada en la vía  mas próxima! Para, para que tengo una sorpresa!! Ummm, se me está haciendo la boca agua!! Un cinta para el arnés.

Nuevos sentimientos, nuevas sensaciones. No es lo que busco de la escalada, pero tampoco sienta mal.

Fin de semana sorprendente en Huesca 2ª parte

El domingo nos levantamos no demasiado pronto por lo sonidos que generan nuestras pequeñas sobrinas. Ya habíamos acordado que subiríamos a hacer una excursión por los mallos de Riglos, fiandonos de la predicción de lameteoqueviene, y con el chubasquero en la mochila por si acaso.
Llegamos sobre las 11:00 y la con algún chispeo por la carretera, pero cuando nos bajamos del coche la sensación térmica es buena, y a mi ya se me empieza a dibujar una sonrisa en la cara, por lo que decido coger las cuerdas y el equipo. Si no podemos escalar, por lo menos haremos la excursión con peso para entrenar. Nos dirijimos a lo alto del pueblo y salimos por la pista que lleva a los mallos pequeños, siguiendo las marcas rojas y blancas del gr1 y postes indicativos. Posteriormente se siguen unas marcas azules pintadas sobre las piedras.

08_equipo riglos

El equipo en esta ocasión es de lo mas variopinto, Ana(8), Alba(8), Ale(5), Belen, Chevís, vane y yo, pero con el entusiasmo y vitalidad de las peques la excursión se hace de lo mas entretenida. Cuando llevamos 50 min. encontramos un mojón en el camino que marca la entrada al mallo colorado, aqui decidimos separarnos y nosotros nos aventuramos hacia nuestra primera escalada seria en Riglos.
Buscamos el pie de vía esperando encontrar alguna marca de entrada como en Morata, pero aqui es todo mas salvaje y aventurero. Por la orientación de nuestra reseña, y con alguna duda en el primer largo decidimos iniciar la ruta normal de ascensión a este mallo, “Anorexia“, sin estar del todo seguros de que vamos por buen camino.

09_ape de via

Tiro yo primero un largo de unos 40m. en los que solo se complica en una panza pasada la segunda  chapa. Las sensaciones son buenas, la roca tiene una adherencia buenisima, y es un placer encontrar resaltes para los pies por todos los sitios que te ayudan a progresar facilmente. Me siento fuerte y respiro aliviado al llegar a la reunión y darme cuenta que solo me quedaba una cinta en el porta. Monto todo el tinglado y le pego el grito a Vane para que suba. Cuando llega hasta mi nos damos un beso y ella tira para arriba.

10_primer largo

12_parriba 2º largo

El segundo largo será de unos 30m. con las misma dificutad que el anterior. Tiene un resalte que se supera facil por su izquierda, pero conforme avanzamos para arriba nuestra confianza aumenta y cada vez la escalada se hace mas entretenida. Cuando me toca el turno subo como un torpedo porque he notado que chispeaba algo cuando estaba en la reunión. Esperemos que se aguante hasta que terminemos. La sonrisa de Vane es brutal cuando me encuentro con ella en reunión. Me la encuentro pegadita a las argollas con su daisy, cuando en la repisa en la que se encuentra se puede bailar un tango y nos echamos unas risas a su costa.

13_reunion 2

14_reunion2

Sin parar apenas tiro rápido para arriba el último largo. Facil con un repisa intermedia muy grande. La cuerda de 60 m. llega muy justa hasta arriba. Vane me llama, ¡pero por el móvil!, para avisarme cuando ya estoy montando la reunión…

15_largo3

16_reunion 3

Arriba hace un frio de narices por que entra viento y lluvia por detras del mallo, así que el rapel que hacemos desde una argolla que hay en una sabina nos deja helados. Despues nos ponemos las botas y salimos zumbados para el coche ya mojandonos pero con una ilusión tremenda por haber completado nuestra primera vía en Riglos!!. Ya tenemos ganas de volver y repetir… esto en verano va a ser una gozada.

17_mallo colorao