Por la tarde y entre semana

Esta semana no están las cosas bien del todo en el entorno laboral, así que cuando recibí el miercoles una llamada de Juan para escalar el jueves en Morata después del trabajo no me lo pensé dos veces. La tranquilidad que respiramos por estas paredes es asombrosa en comparación al ajetreo que cualquier fin de semana generan las multiples cordadas pueblan todos los sectores.
Como subimos con algunos de los makinas de montañeros, David y Alex, deciden que la zona mas comoda para probar diferentes proyectos es la cara con sombra del puente roca. Siempre había mirado este sector desde abajo y no me había planteado acercarme por allí todavía.

DSCN0652

Afortunadamente teníamos algo por allí acorde a mis necesidades. “Un borde y dos hombrecillos” (6a), que con la motivación de Juan y Alex parece que va a salir sin necesidad de mojar magnesio. Nada, no hay manera. Después de tres peges no consigo encadenar la vía por falta de chicha. Incluso alguna caida me hace plantarme intentarlo otro día con las fuerzas intactas, o quizá con menos miedo.
Después, nos movimos al sector del bordillo que se comio mis dedos Juan y yo. Amablemente estuvo trasmitiendome algunas de sus enseñanzas para el autoaseguramiento, reuniones y seguridad, ¡un maestro en toda regla!. Y ya de paso escalamos un poco por allí. Encadené “Carrero Blanco”(6a) mientras charraba con Juan en la subida. Yo creo que me mentalizaba para que no pensara en la difilcultad de lo que hacía… y funciono! Luego intente “Me caigo por que estoy maduro“(6b) que no salió por un pelo, pero que se queda como un proyecto alcanzable.
Los máquinas del Grupo de Tecnificación de Alpinismo de Aragón estuvieron intentando 7a, 7b, 7c… Esto me queda muy lejos a mi, pero os dejo algunas fotillos de las apretadas, los lamentos y los vuelos que se pegaron.
Escalar entre semana me ha gustado. Espero poder repetir muchas veces.

DSCN0647

DSCN0658

2 opiniones en “Por la tarde y entre semana”

Comentarios cerrados.