Subida al Pico Oroel; esta vez corriendo

Con mucho retraso, seguimos actualizando. Seguimos con unas vacaciones ya casi olvidadas…

El caso es que recogemos a Aster de la guarde, que nos recibe con la mejor de sus sonrisas; sigue igual de flacucho y aunque esta cansado, volvemos a casa corriendo con la bici: este perrito es incombustible!

Aunque el plan con Arturo y Raquel no sale por problemas de salud, nosotros seguimos con la idea y nos vamos un par de días de camping a Escarrilla. Leer, pasear, comer y difrutar de la familia es el día a día en el camping.

Siguiendo con el plan familiar nos vamos a Panticosa a ver a las tías, hermanos, sobrinos y cuñadas. Una pequeña excursión para abrir boca para la comida.

Y como está el día de no parar, nos vamos a escalar al Bubón con Patri y una amiga suya, Alex, Iñaki y Tono, que ya nos convence para dormir esa noche en Jaca. Cómo rechazar semejante plan: escalada en los meses, piscina, casita con jardín, y por supuesto, panceta, longaniza, chorizo y demás grasas para preparar nuestro cuerpo para la subida a Peña Oroel, que es fin de todo un curso de entrenamientos.

La noche de antes, estoy poco motivada. Aunque la carrera es corta (10 km) sus 1000 metros de desnivel positivos me tienen bastante acongojada. Poco a poco empezamos a hablar de la carrera, de los primeros kilometros, de la llegada al parador-mirador, de sus 34 curvas, de la llegada a meta..y el gusanillo se me va metiendo por la tripa y me levanto el día de la carrera con ganas de correrla. El recorrido lo conozco, es bonito y casi todo en sombra, ya hicimos parte con Arturo y Raquel esta vez andando, y las vistas son impresionantes.

Para todos la carrera tuvo su emoción: bajar en tiempos, la primera vez, no llegar el último, sentirte bien a pesar de la lesión…ver a Patri a pocos metros de meta animandote cuando ya casi no puedes ni respirar…

Asi que todos mientras tomabamos la merecida cerveza teníamos una sonrisa de oreja a oreja. Incluso, cuando nos tocaron premios en el sorteo, gritabamos como si nos dieran premio por ser el mejor…y es que en ese momento, todos juntos, nos sentiamos lo mejores. Que bueno es superar retos!

Pasenado en el entorno de Panticosa
Pasenado en el entorno de Panticosa
De excursión familiar!
De excursión familiar!
Las Marisas al frente del pelotón
Las Marisas al frente del pelotón
Los mas peuqeños de la familia
Los mas peuqeños de la familia
Tonito power embolsandose un 6b+
Tonito power embolsandose un 6b+, bueno, por que no quiso 😉
Alex, haciendo de anfitrión en el Bubón
Alex, haciendo de anfitrión en el Bubón
Sufriendo en el desplome
Sufriendo en el desplome
Grupeto de este día
Grupeto de este día
El aguelo metamorfoseandose
El aguelo metamorfoseandose
Vanesa apretando en desplome
Vanesa apretando en desplome
Misma vía que no nos apuntamos
Misma vía que no nos apuntamos
Todos los corredores después de la recogida de dorsales
Todos los corredores después de la recogida de dorsales
Importante momento previo a la carrera
Importante momento previo a la carrera
Cima de Peña Oroel
Cima de Peña Oroel

 

Importante momento, posterior a la carrera
Importante momento, posterior a la carrera

 

 

 

 

4 opiniones en “Subida al Pico Oroel; esta vez corriendo”

  1. Qué gustazo y qué nostalgia recordar los momentos veraniegos, parece que caen hace siglos, pero así se reviven y se aprovechan el doble.
    Ahora que no pare la música, a seguir corriendo, escalabdo, entrenando, a tope!!!

Comentarios cerrados.