Aprendiendo a aprender

Entrada atrasada pero importante. Un sábado cualquiera somos capaces de descubrir nuevas formas de entender la escalada, disfrutar del disfrute ajeno y deleitarnos en los ojos intrepidos de las pequeñas generaciones de la EEMA, saborear la inocencia e intuición que destila una jornada con estos jovencitos.

3 opiniones en “Aprendiendo a aprender”

Comentarios cerrados.